La Alhambra de Granada, su historia y como no quedarte sin entradas

Alhambra

La Alhambra (del árabe الحمراء al-Ḥamrā’ ‘el Rojo’, llamado así por la arcilla roja de los alrededores) es un complejo de palacio y fortaleza situado en Granada, Andalucía, España. Se construyó originalmente como una pequeña fortaleza en el año 889 d.C. sobre los restos de las fortificaciones romanas y luego fue ignorada en gran medida hasta que sus ruinas fueron renovadas y reconstruidas a mediados del siglo XIII por el emir nazarí Mohamed ben Al-Ahmar del Emirato de Granada, que construyó su actual palacio y murallas. La Alhambra ocupa una posición en lo alto de una colina, en la orilla izquierda del río Darro, a una altura de 128 m sobre el nivel del mar.

La Alcazaba

La Alcazaba es la parte más antigua del complejo de la Alhambra y fue construida por los árabes en el año 889 d. C. Tiene una planta compacta, con numerosas torres y torreones atrincherados rodeados por una muralla reforzada por torres de flanqueo, con 300 puestos de vigilancia que permitían la detección temprana de los atacantes en las laderas inferiores. Su muro exterior, de forma irregular, está coronado por almenas en forma de media luna y era la principal posición defensiva del palacio.

El Generalife

El Generalife es una zona ajardinada anexa a la Alhambra que se convirtió en un lugar de recreo y descanso para los reyes musulmanes granadinos cuando querían huir del tedio de la vida oficial en el Palacio, o en aquellas ocasiones en que decidían no ocupar la propia Alhambra. Ocupa una gran superficie de 65.000 m2 y ha sido descrito como «el jardín de todas las partes del mundo» por su diversidad de plantas y funciones. Se accede a él a través del Patio de los Leones.

El Patio de los Leones

El Patio de los Leones es un gran patio al aire libre con 12 leones de mármol en dos filas de seis que miran hacia el jardín de abajo, y fue construido por Muhammad V en 1362. Tiene tres puertas, que corresponden a las tres partes de la Alhambra: el Patio de los Arrayanes, el Patio de los Leones y la Torre de Comares.

El Generalife desde arriba

En esta posición elevada, una suave pendiente corre de este a oeste, lo que contrasta con la pronunciada pendiente que sube desde el jardín a través de un estrecho valle hasta la Alhambra. En este valle fluye el río Darro, un pequeño arroyo que regaba los jardines del Generalife y atravesaba Granada. La cima de la colina está decorada con flores y algunos árboles, mientras que en sus laderas hay una serie de fuentes que suministraban agua al palacio. Toda esta zona fue en su día un gran jardín.

El Patio de los Arrayanes

El Patio de los Arrayanes toma su nombre de las hileras de mirtos plantadas aquí por Muhammad V en 1362, que se conservaron cuidadosamente hasta los tiempos modernos. En el jardín se proyecta un pabellón con una majestuosa fuente de alabastro con una pila circular, que está colocada en una suave pendiente para que se pueda admirar la vista de Granada desde su extremo superior. Las paredes del pabellón están decoradas con inscripciones que destacan el amor del propietario por la naturaleza.

El Patio de los Leones

El estrecho canal que discurre entre él y el Generalife, conocido como el Paseo de los Jardines Hundidos, sólo es visible cuando uno se sitúa a ambos lados. El canal se diseñó para recoger el agua de un acueducto durante los meses de invierno y conducirla hasta el Patio de los Leones para formar un efecto de fuente.

El patio de los Leones

La Fuente de los Leones

La Fuente de los Leones es una gran pila rectangular con doce leones de mármol que vierten agua en ella desde sus bocas. En el siglo XIV se describieron como «doce fieras que los arquitectos árabes colocaron de tal manera que parece que se defienden entre sí». En realidad no están rugiendo, pero el agua que sale de sus bocas hace que lo parezca.

La Torre de Comares

La Torre de Comares se encuentra en la esquina sureste de la colina de la Alhambra, en el corazón de las fortificaciones nazaríes que dominan la ciudad. Fue construida en el siglo XIV por Yusuf I con fines residenciales durante su reinado. Su torre, de 33 metros de altura y cerca de 1 metro de grosor en la base, tiene planta octogonal y se utilizó como torre de vigilancia y biblioteca donde vivían los consortes reales.

Los Palacios Nazaries

Los palacios (también conocidos como Patios de los Leones) son dos patios rodeados de bellas arcadas nazaríes, y formaban parte de las residencias privadas del sultán y su familia. El primero se conoce como Patio de la Reja o del Mexuar, donde se llevaban a cabo los asuntos oficiales. Tiene una fuente octogonal en el centro rodeada por una reja de hierro que se añadió en 1362. Cuando se construyó por primera vez, la fuente tenía paneles de mármol y un techo de madera.

Patio de la Reja

El Mexuar era la sala del consejo de los nazaríes, donde se trataban los asuntos importantes del Estado. Se llama así por su techo de madera delicadamente tallado, que fue destruido por un incendio en 1862. Sus paredes estaban decoradas con motivos astrológicos y geométricos.

Patio de los Arrayanes

El Patio de los Arrayanes recibe su nombre por las hileras de mirtos que plantó allí Muhammad V en 1362. Las paredes del patio estaban originalmente decoradas con azulejos y estucos, mientras que su techo solía estar adornado con vigas de cedro ornamentales. A principios del siglo XX se convirtió en un almacén de heno y paja, y fue restaurado hace varios años.

Patio de la Sultana

El Patio de la Reina, o Patio de la Sultana toma su nombre del hecho de que era el jardín privado favorito de las esposas del sultán. También se le conoce como «el Patio de Oro», en referencia a la seda brocada de oro con la que se decoró durante su restauración.

Patio del Mexuar de las doncellas

Se cree que este patio se llamaba «el salón de las mujeres moras» y se utilizaba principalmente como harén. Sus paredes estaban originalmente cubiertas de azulejos y estucos, pero tuvieron que ser restauradas tras un incendio en 1869.

Patio del Cuarto Dorado

También conocido como del Arca, es el único patio que no está cerrado por cuatro muros interiores. Fue construido hacia 1319 por Yusuf I y recibió su nombre por su techo dorado. En los tiempos modernos fue la Armería del Palacio, pero se convirtió en un museo para los turistas, en el que se exponen principalmente objetos islámicos de la historia de Granada, incluidos los encontrados en las excavaciones de la Alhambra.

Patio de Santa Fe

Este patio se construyó por orden de Carlos V en 1527 tras su victoria sobre los moros. Fue concebido como plaza pública para ceremonias y celebraciones, pero pasó a llamarse «Patio de la Reja» tras la instalación de una reja en su entrada en el siglo XVIII.

Las Caballerizas Reales

Las caballerizas fueron construidas por Carlos V como un patio rodeado de casas de dos pisos. Ahora albergan una exposición de carruajes y armaduras utilizados por la nobleza durante el Renacimiento.

El complejo de la Alhambra también incluye una zona fuera de las murallas nazaríes que se denomina «Albaicín» (pueblo blanco en árabe). Es un barrio pintoresco con calles empinadas y casas blancas adornadas con tejados de tejas rojas, patios de flores, fuentes, pequeñas plazas y jardines.

En la zona de la Alhambra se han encontrado pinturas rupestres primitivas que se remontan al 6000 a.C. El número de grabados rupestres posteriores es tan grande que incluso hoy los arqueólogos no pueden determinar su número exacto. Los grabados muestran principalmente formas geométricas y algunos animales.

Los árabes construyeron sus primeras fortificaciones en la zona de la Alhambra en el año 711 d.C., cuando era conocida como «Hisn al-Jabal» (montaña de la colina).

Después de 1238, cuando Granada se convirtió en un reino nazarí, se añadieron nuevos edificios, mientras que la propia Alhambra sufrió algunas reformas.

El último sultán nazarí Muhammad XII de Granada fue derrotado por los Reyes Católicos en 1492, al término de la guerra de éstos por el control de esta parte de España. La Alhambra se convirtió en una Corte Real después de 1523. Se añadieron nuevos edificios y jardines, mientras que el propio palacio sufrió algunas reformas. Los posteriores monarcas de España optaron por residir en el Palacio de Santa Fe, fuera de la Alhambra, en lugar de hacerlo en sus habitaciones y aposentos.

La estructura de la Alhambra sufrió algunos cambios:

El último sultán nazarí Muhammad XII se vio obligado a salir de Granada por la Puerta de la Alhambra el 2 de enero de 1492 tras su derrota ante los Reyes Católicos. Más tarde regresó para intentar recuperar la ciudad, pero fue asesinado en 1485 en Ronda.

Los nuevos gobernantes de Granada pensaron que sería útil reutilizar la Alhambra como ciudad-palacio para ellos y sus cortesanos. Optaron por vivir en el palacio de Santa Fe, fuera de la Alhambra, en lugar de hacerlo en sus habitaciones y aposentos, que habían sido construidos con una finalidad distinta. En consecuencia, con el paso del tiempo realizaron muchos cambios en él al tiempo que lo transformaban en un palacio en lugar de una fortaleza real.

En el siglo XVIII se hicieron algunos cambios menores en la Alhambra, ya que el rey Carlos III de España quería utilizarla como pabellón de caza.

La Alhambra fue objeto de importantes obras de restauración entre 1828 y 1833, durante el gobierno de Fernando VII. El nuevo monarca ordenó la destrucción de muchos edificios para devolver al conjunto su aspecto de fortaleza. Este proceso tuvo lugar principalmente en las torres de la fortaleza, que fueron sustituidas por nuevas almenas.

El complejo palaciego cayó en desuso en 1931 tras la proclamación de la Segunda República Española. Sólo durante los últimos años del gobierno de Francisco Franco (1939-1975) se volvieron a realizar en él algunos trabajos de restauración. El decreto de la Alhambra se levantó en 1966, permitiendo a los marroquíes visitar el lugar por primera vez.

En 1984, la UNESCO incluyó la Alhambra en la lista de «Patrimonio de la Humanidad». Dos años más tarde se incluyó en el registro de patrimonio de España con el nombre de «Antequerra Ben Salem», o «Barrio de los Olvidados de Antequera», en honor a la antigua ciudad de Antequera que se fundó en 1410 en las cercanías. En 1994 comenzaron las obras de restauración y protección del conjunto de la Alhambra, proceso que incluye un museo en su interior.

En 2007, el rey Juan Carlos I inauguró una réplica del Palacio de Carlos V para una exposición sobre el Generalife. Desde entonces se han celebrado muchas otras exposiciones temporales en el interior de la Alhambra.

La zona más famosa de la Alhambra se llama «Sala de la Alhambra» (Los Apartamentos de la Generala). Fue construida por Muhammad I e incluye habitaciones con motivos florales que en su día fueron decoradas con oro. La Sala del Albacar contiene una gran chimenea en su centro que se utilizaba para las ceremonias oficiales.

 

Alhambra de Granada

Entradas para la Alhambra de Granada

 

Debido a la gran demanda y a la limitación del número de visitantes por día, se recomienda adquirir éstas de manera anticipada.
Sólo podrá acceder a los Palacios Nazaríes en el horario indicado en cada billete. Si no entra en su horario asignado, no podrá visitar dicho espacio.
Debido a la gran afluencia de público, es recomendable llegar al monumento con antelación, especialmente en fines de semana y festivos.
El desalojo del recinto comienza a partir de la hora señalada de cierre.

Acerca de la visita a los Palacios Nazaríes

Solo se puede acceder a los palacios Nazaríes en la hora indicada en la entrada, ya que el aforo está restringido. Si no los visita en este horario perderá el derecho de visita a este espacio. Si su horario para el acceso a los Palacios Nazaríes se corresponde con el último pase del día (una hora antes del cierre), se recomienda visitar el Generalife y la Alcazaba antes de acceder a los Palacios Nazaríes, ya que se tarda como mínimo media hora en visitar este espacio.

Tipos de entradas

Existen varios tipos de entradas.

La entrada al Palacio de Carlos V, el Museo de la Alhambra y el baño de la Mezquita es gratuita.

Además, con cada tipo de entrada será posible visitar el «espacio del mes» (espacios habitualmente cerrados al público), si está en el itinerario de la entrada comprada.

1. Visita Diurna General

Con este tipo de entrada se puede visitar la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y el Generalife.

Esta visita incluye todas las zonas que se visitan en la Visita Diurna Jardines.

Precios

  • General: 14 €
  • Niños entre 12 y 15 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): 8 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis
  • Ciudadanos de la UE mayores de 65 años y titulares de Tarjeta Andalucía Junta sesenta y cinco: 9 €
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 9 €
  • Discapacitados (con más del 33% de discapacidad y previa presentación del documento acreditativo): 8 €

2. Visita Diurna Jardines

Con este tipo de entrada es posible visitar los siguientes espacios:

Paseo de los Cipreses, Secano y Jardines de San Francisco.
Alcazaba: Jardín de los Adarves.
El Partal: Pórtico del Palacio, jardines y paseos, Rauda, palacio de Yusuf III y paseo de las Torres.
Generalife: Jardines Bajos y Jardines Altos (Patio de la Acequia, Patio de la Sultana y Escalera del Agua).
La Visita Diurna Jardines incluye sólo parte de las zonas abiertas al público. Esta visita no incluye los Palacios Nazaríes.

Precios

  • General: 7 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 6 €

3. Visita Nocturna a los Palacios Nazaríes

Esta visita solo incluye los Palacios Nazaríes. No incluye el Palacio del Generalife, que tiene una visita nocturna propia.

Esta entrada no da derecho a visitar el Monumento en horario diurno.

Precios

  • General: 8 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 6 €

4. Visita Nocturna Jardines y Generalife

Esta visita incluye Paseo de los Nogales del Generalife, Jardines Nuevos o Jardines Bajos del Generalife y Palacio del Generalife. No incluye los Palacios Nazaríes, que tienen una visita nocturna propia.

Esta entrada no da derecho a visitar el Monumento en horario diurno.

Precios

  • General: 5 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 4 €

5. Visita Alhambra Experiencias

Esta visita combina la Visita Diurna a Jardines y la Visita Nocturna a los Palacios Nazaríes en dos días consecutivos.

Precios

  • General: 14 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis

6. Dobla de Oro General

Incluye:

Visita Diurna General a la Alhambra (Palacios Nazaríes, Generalife y Alcazaba).
Visita a los siguientes monumentos: Corral del Carbón, Bañuelo, Palacio de Dar al-Horra, Casa Morisca (C/ Horno de Oro), Casa del Chapiz y Casa de Zafra.
La entrada de los monumentos tiene una validez de tres días: el día de la visita a la Alhambra y el día anterior y posterior a dicha visita.

Precios

  • General: 19,65 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis

7. Dobla de Oro Nocturna

Incluye:

Visita Nocturna a los Palacios Nazaríes de la Alhambra.
Visita a los siguientes monumentos: Corral del Carbón, Bañuelo, Palacio de Dar al-Horra, Casa Morisca (C/ Horno de Oro), Casa del Chapiz y Casa de Zafra.
La entrada de los monumentos tiene una validez de tres días: el día de la visita a la Alhambra y el día anterior y posterior a dicha visita.

Precios

  • General: 14,65 €
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis

IMPORTANTE

Aunque la entrada para menores de 12 años es gratuita, debe adquirirla cuando compre las demás, ya que todo visitante debe tener su entrada.
Las personas que adquieran entradas con descuento deberán acreditar que cumplen los requisitos para disfrutar de dicho descuento.
Si su entrada incluye la visita a los Palacios Nazaríes, debe tener en cuenta que la hora de acceso a esta zona del monumento está indicada expresamente en la entrada.
Según el método de compra, estos precios pueden verse incrementados con una comisión

8. Visitas guiadas a la Alhambra y el Generalife

Una alternativa a comprar la entrada y visitar la Alhambra por su cuenta, es realizar una visita guiada.

Las visitas guiadas tienen varias ventajas:

Todo está organizado. Solo debe estar a la hora acordada en el punto de encuentro.
El guía le enseñará lo más interesante e importante del monumento.
Descubrirá rincones que suelen pasar desapercibidos.
Además de aprender sobre el monumento, el guía resolverá sus dudas y curiosidades durante la visita.

 

Entradas relacionadas